Igualar el seno del otro lado (Opcional)

 

Un seno reconstruido no es precisamente igual a tu seno natural. Si tu tienes busto grande, puedes necesitar una reducción de tu otro seno para poder igualarlo al seno reconstruido. Si tú tienes senos pequeños y caídos, puedes necesitar un levantamiento en tu seno natural o un aumento con implante para mejorar la forma y facilitar la simetría.

 

Tanto la reducción como el levantamiento dejan cicatrices permanentes en tu busto. La ubicación precisa de las cicatrices y la técnica utilizada pueden ser explicados a detalle por tu cirujano plástico cuando se planee esta etapa.  

 

 

 

 

 

 

 

El pezón puede hacerse de tejido y grasa del seno reconstruido. Si el pezón de tu seno natural es muy grande, se puede utilizar una porción como injerto para hacer un nuevo pezón en el seno reconstruido. La areola puede hacerse con un injerto de piel de tu cicatriz abdominal (si tuviste un TRAM/DIEP) o del pliegue de la ingle.

 

El toque final en la reconstrucción de la areola/pezón puede ser un procedimiento de tatuaje que iguale el color al de tu areola y pezón naturales. Esto puede hacerse en un consultorio o por un especialista en este tipo de tatuaje varios meses después de la reconstrucción de la areola/pezón.  

Reconstrucción de seno derecho con implante después de mastectomía  y reducción de seno izquierdo

Reconstrucción del pezón y la areola (Opcional)

 

Es preferible que permitas a tu seno reconstruido que se ajuste por al menos 3 meses para que la areola y el pezón puedan ser colocados en la posición adecuada. La reconstrucción de areola/pezón se realiza como una cirugía ambulatoria, usualmente con anestesia local. Este procedimiento generalmente provoca pocas molestias. 

Reconstrucción de Complejo Areola-Pezón

utilizando un injerto de piel y tatuaje