B. Reconstrucción Autóloga

 

 

La reconstrucción mamaria con tejido autólogo utiliza el tejido propio de la paciente para crear el montículo mamario. Éste método de reconstrucción generalmente logra resultados más duraderos y de apariencia más natural que la reconstrucción con implantes. La restauración del montículo mamario en una sóla etapa es posible en la mayoría de las pacientes. Actualmente existen varias opciones para reconstrucción con tejido autólogo.

 

 

 

 

Reconstrucción con tejido abdominal

 

Este método utiliza el tejido abdominal propio de la paciente para construir el nuevo montículo mamario. Existen dos métodos principales con los cuales puede ser transferido el tejido abdominal al pecho para construir un seno: pediculado (tunelizado) o libre (completamente separado y luego unido con microcirugía). Aunque ambos métodos resultan en senos y cicatrices abdominales similares, pueden existir otras diferencias entre ellos.

 

 

 

 

1. Colgajo musculocutáneo transverso del recto abdominal (transverse rectus abdominus musculocutaneous, TRAM)

 

 

Este método se basa en el músculo recto abdominal como responsable de llevar la sangre a la piel y grasa de la parte inferior del abdomen. Después de que el colgajo ha sido “levantado”, se hace un túnel debajo de la piel entre el abdomen y el sitio de la mastectomía para recolocar el colgajo abdominal hacia el pecho. Ya que el músculo recto abdominal es utilizado por completo para la reconstrucción, el sitio donador en el abdomen es cerrado utilizando suturas o una malla permanente (de un material artificial muy fuerte) para reestablecer el soporte a la pared abdominal.  

 

 

 

2. Colgajo libre de la arteria epigástrica inferior profunda (Deep Inferior Epigastric Perforator artery, DIEP)

 

 

Este procedimiento es una evolución del colgajo TRAM pediculado y es realizado sólo en centros especializados con experiencia en microcirugía. Ya que el tejido abdominal inferior debe ser completamente separado del cuerpo y transplantado al pecho, se requiere de microcirugía para restaurar la llegada de sangre la piel y grasa transplantadas. Las dos grandes mejoras de este procedimiento con respecto al TRAM son:

 

a) virtualmente nada o muy poco del músculo del abdomen es alterado para preservar la fuerza y soporte abdominal después de la cirugía

b) el colgajo es completamente removido del abdomen y unido nuevamente a los vasos sanguíneos del pecho lo que provee un mejor aporte de sangre al nuevo seno reconstruido.

 

 

En un pequeño número de casos (15-20%), el aporte de sangre a la piel y grasa en el seno reconstruido es insuficiente y una pequeña porción del músculo es tomada para incluir más vasos sanguíneos. El mayor riesgo de las técnicas de colgajos libres es que en uno a tres por ciento de las pacientes, la microcirugía falla en restablecer la llegada de sangre al tejido transplantado al pecho. Si esto pasa, la reconstrucción fallará. El tejido transferido no puede ser salvado y se deberá utilizar otro método de reconstrucción en una fecha posterior. Las mujeres que fuman, que son obesas o tienen enfermedades como diabetes o alteraciones en la coagulación tienen mayor riesgo de falla de la microcirugía. Los tiempos de cirugía para los métodos por microcirugía son generalmente el doble de largos comparados con las técnicas de colgajos tunelizados.

 

Expectativas y Resultados

 

La reconstrucción utilizando tu propio tejido abdominal generalmente resulta en una sensación al tacto y a la vista naturales y que durarán indefinidamente. Tu seno se integrará por completo a tu cuerpo y responderá a los cambios en tu peso como tu busto natural.

 

Cuando se utiliza tu abdomen para donar tejido para la reconstrucción mamaria, la cicatriz se extenderá de lado a lado a la altura de tu vello púbico. Esta cicatriz es usualmente un poco más alta que la cicatriz para una abdominoplastía (lipectomía) cosmética. Aunque este método removerá piel y grasa que sobran en tu abdomen, no dejará tu abdomen completamente plano. Siempre debes tener en mente que el objetivo principal de este procedimiento es reconstruir el busto, no dejar plano el abdomen.

 

La recuperación de una reconstrucción con colgajo abdominal toma alrededor de 6-8 semanas. Mientras que la mayoría de las molestias físicas mejoran en las primeras dos semanas, te seguirás sintiendo un poco cansada durante las semanas siguientes. No es raro sentirse “apretada”, estirada o adormecida de la piel del abdomen. Estos síntomas siempre mejorarán con el paso del tiempo, pero puede tomarles hasta 6 meses o más.

 

En un pequeño porcentaje de mujeres, especialmente aquellas que requieren reconstruir los dos senos, existe un riesgo incrementado de hernia abdominal o formación de abultamientos en el abdomen después de este tipo de cirugía. Este riesgo es mayor con el colgajo TRAM que con el colgajo DIEP en el cual se deja intacto el músculo abdominal.

 

Ocasionalmente puede haber un fenómeno llamado “necrosis grasa” en el nuevo montículo mamario reconstruido. Esto pasa cuando la grasa del colgajo abdominal no recibe suficiente sangre en su nueva posición y formará tejido de cicatriz como resultado. Esto se manifestará como un abultamiento duro debajo de la piel del busto que pudiera alarmar cuando se detecte. Tu cirujano pástico puede diferenciar entre una necrosis grasa o una recurrencia de cáncer al examinarte. Si existe alguna duda, se te puede realizar una biopsia con aguja o una resonancia magnética para tener el diagnóstico. 

 

 

 

 

Colgajos libres del glúteo y del muslo

 

Una de las principales razones para el uso de alternativas de colgajos incluyen una grasa abdominal inadecuada en una paciente muy delgada o con cirugías abdominales previas que han alterado la llegada de sangre a los tejidos abdominales.

La acumulación de grasa y tejidos blandos en la zona de los glúteos hacen que los colgajos libres de gúteo puedan ser una buena segunda o tercera opción para crear un montículo mamario. Aunque este método es más limitado en la posibilidad de crear un seno grande, el seno reconstruido tendrá una forma natural y será suave al tacto. Dejará un leve aplanamiento en la región de los glúteos, que puede ser notoria aún con ropa.

 

El colgajo TMG (Transverso Miocutáneo de Gracilis) es tomado de la parte interna de la región de los muslos, en la misma distribución que un levantamiento estético de muslos. Parte de el músculo gracilis es tomado para proveer de sangre a este colgajo, sin embargo no se nota su ausencia en el muslo. Este colgajo es utilizado para crear senos de tamaño pequeño y se puede esperar casi ninguna alteración en el contorno del muslo después de esta cirugía.

 

En ambos colgajos glúteo y del muslo, la cantidad de piel que puede ser obtenida es limitada, así que estas técnicas se utilizan sobre todo en reconstrucciones inmediatas. El riesgo de que la microcirugía no sea exitosa y se pierda todo el tejido es más grande que en el TRAM/DIEP (3-5%), ya que estos procedimientos son mucho más complejos técnicamente. Existen muy pocos cirujanos plásticos en México que realicen colgajo libre de glúteo o TMG.

Reconstrucción del seno derecho con colgajo DIEP y reconstrucción del complejo areola-pezón.

Se toman piel y grasa

Durante una reconstrucción con colgajos TRAM o DIEP, se toma piel y grasa del área abdominal, y son transferidos hacia el pecho, donde ser recrea la forma del busto